Eventos

De San Juan a San Pedro, fiestas en Segovia

25/06/2019

En Segovia se celebran desde hace generaciones las fiestas de la ciudad los días comprendidos entre San Juan y San Pedro. Una unión curiosa entre santos, dado que sus festividades tienen orígenes totalmente diferentes.

El solsticio de verano: el origen de la noche de San Juan.

Es bien sabido que el origen de la festividad del día de San Juan puede alejarse en origen del cristianismo. Son las antiguas culturas celtas e íberas, entre otras, las que pudieron centrar esta festividad en el día del solsticio. Para estas culturas estas fechas tenían un significado especial, al no entender por qué el día o la noche eran más o menos duraderas. Se atribuyó un origen mágico y divino a estos días.

En estas antiguas culturas y civilizaciones la adoración al fuego y sus efectos purificadores o pedirle deseos está más ligado a cultos más animistas. Se centraban en agradecer a la tierra y sus elementos, a los que muchas veces se les daba nombre de dioses. Sus creencias se basaban en que todos los elementos de la naturaleza contienen un espíritu, con el que se puede comunicar.

El fuego, como un elemento vital en la vida del ser humano, era digno de adoración, ya que no solo era destructor, sino purificador. Con el fuego puedes cocinar y purificar la comida y por lo tanto no contraer enfermedades; con el fuego puedes forjar, y por lo tanto permite vencer a tus enemigos. Por estas razones se celebraba el día del solsticio de verano, en el que el sol se mantiene más tiempo en lo alto.

Una antigua leyenda cuenta que el Sol estaba enamorado de la Tierra, y se negaba a abandonarla al comienzo del verano o en el solsticio, por eso los días al principio duran más pero luego no podría pasar tanto tiempo con su amada.

De esta manera, la noche perdía protagonismo y por lo tanto seguía la noche más corta del año. Esta noche se convertía en una noche de amor y fertilidad, ya que la oscuridad duraba poco y sus moradores y malos espíritus no podían hacer nada malo a su amparo.

Llegada del San Juan cristiano

Con la llegada del cristianismo y su inclusión en el imperio romano, se adoptó este rito al cristianismo, y se la ligó al nacimiento de San Juan bautista, quien de alguna manera también estaba ligado con el fuego ya que Zacarías el padre de este encendió una gran hoguera el día de su nacimiento.

Pese a todo, los cristianos de aquella época seguían celebrando el día de San Juan con fuego. Quemaban lo malo y atraían lo bueno, y como no, hoy en día seguimos saltando la hoguera para deshacernos de todo lo negativo y seguimos pidiendo nuestro deseo en el fuego.

San Pedro, el otro gran día de Segovia

Por otro lado, celebramos también el día de San Pedro. En este caso sí es una fiesta puramente cristiana. Este día se honra a este santo, y la importancia que tiene para el cristianismo, ya que es uno de los apóstoles más queridos. San Pedro sufrió un enorme martirio por difundir la palabra de su maestro Jesús. Fue duramente castigado, torturado y crucificado boca abajo con una corona de espinos como a Jesús.

Son más cosas las que nos unen

Nosotros creemos que, independientemente del origen o las adaptaciones que cada festividad haya experimentado, en Segovia son tiempos de celebración, sean cuales sean tu religión y creencias. Por nuestra ciudad han pasado multitud de civilizaciones y culturas que, mucho o poco, han dejado su legado. Nosotros nos consideramos parte de cada una de ellas y por eso estamos orgullosos de que Segovia sea punto de encuentro y unión.
Y, si hablamos de gastronomía… Toda celebración, alrededor del mundo, viene acompañada con buena bebida, buena comida y una buena verbena.

¡Felices Fiestas!

You Might Also Like

Sin comentarios

Deja tu comentario