Eventos

El Alcázar de Segovia: historia de una fortaleza

28/02/2019

El Alcázar de Segovia es un claro exponente de la historia de la cultura segoviana. Un espacio en el que se han vivido intensos momentos de nuestra historia.

La ejecución de esta majestuosa obra de ingeniería ha tenido diferentes procesos de construcción hasta llegar a la actualidad. En su origen se cita a los antiguos celtas, que ya poblaron la colina en la que se encuentra el antiguo casco antiguo de Segovia.

Los orígenes del Alcázar

Su historia se remonta a tiempos Romanos, ya que se han encontrado sillares similares a los del Acueducto Romano. Entre los siglos IX y XI fue abandonado, debido a la invasión Árabe.

Otro de los momentos álgidos de la fortaleza, es entre 1124 y 1139, Se registraron en diversa documentación los términos “Alcázar” y “Castillo de Segovia”, aludiendo su condición de fortaleza.

Derrumbamientos y reconstrucciones

A lo largo de su historia ha sufrido diferentes vicisitudes. Destaca la Guerra de los Comuneros  a comienzos del siglo XVI. Una batalla provocó que los partidarios del Rey se defendieran en el Alcázar de Segovia. El resultado de esta confrontación fue que la fortaleza quedase gravemente dañada. Como consecuencia, hubo que realizar una reconstrucción de la fortaleza. Se la dotó de los tejados característicos de los castillos nórdicos. Sin embargo, esta fisonomía iba a durar poco, ya que, en 1681 un voraz incendio destruyó la cubierta de la Torre del Homenaje, que es la torre de mayor altura del Alcázar.

El Alcázar de Segovia poco tiempo después del incendio.
Imagen de Flickr.

El encargado de la reconstrucción fue el arquitecto Joseph del Vallejo. Todo iba a dar un giro el 6 de Marzo de 1862: se declaró un nuevo incendio, que dejó la fortaleza en ruinas. Las llamas devoraron todo lo que encontraron a su paso; desde maderas, cubiertas cuadros y todo tipo de mobiliario. Únicamente se salvó un cuadro de Carduccio que fue cortado y arrojado por una ventana.

La fase de reconstrucción tras el aparatoso incendio, no se realizó hasta 20 años después. Los arquitectos encargados de realizar esta obra fueron Joaquín de Odriozola, famoso arquitecto Segoviano, y Antonio Bermejo. Los citados trabajos de reconstrucción se prolongaron durante catorce años, recuperando el Alcázar su aspecto medieval de antaño.

Usos y funciones

En los diferentes periodos de la historia, alojó varias casas reales, entre las que se encuentran los Reyes de la Casa de Borgoña, la de Trastámara, los Austria y los Borbones.

Las funciones que ha tenido el Alcázar a lo largo de su dilatada historia, han sido la de fortaleza, Palacio Real, prisión de Estado, Real Colegio de Artillería y Archivo Histórico Militar.

Hay que visitarlo

Su interior cuenta con diversas salas, destacando la Sala de los Reyes, la Sala del Palacio Viejo, la Sala de la Chimenea, la Sala del Trono, la Sala de la Galera, la Sala de las Piñas, la Sala Regia, la Sala del Cordón, la Sala de Armas o la capilla.

El Alcázar es uno de los monumentos más emblemáticos de España. En una visita a Segovia merece la pena visitar y disfrutar de su espectacular estampa y de su mágico e histórico interior. Os lo recomendamos.

You Might Also Like

Sin comentarios

Deja tu comentario